Calcio en alimentos de origen vegetal

La cantidad de calcio en la dieta no es el único factor importante para la salud ósea; lo que realmente importa es la relación entre la ingesta de calcio y la excreción de calcio en la orina. En este sentido, el organismo puede adaptarse a cantidades bajas de calcio en los alimentos, y se ha observado que en ciertos países con un consumo bajo de calcio las personas tienen los huesos sanos y con menor propensión a fracturas, ya que mantienen un correcto balance de este mineral.

– Se ha demostrado que las dietas exentas de proteína animal mejoran la retención de calcio en el organismo, es decir, que se elimina menos calcio en la orina.A su vez, altas ingestas de vitamina K (presente en las frutas y vegetales) reducen la eliminación de calcio por la orina y favorece la mineralización de los huesos. Y, para adicionar algo más, el consumo elevado de frutas y vegetales alcalinizan la orina, disminuyendo también su eliminación por orina.

– Una dieta con un elevado contenido proteico provoca la pérdida de calcio, pues los riñones necesitan calcio para eliminar los desechos proteicos excesivos de la sangre (hipercalciuria).
– Esto explicaría en parte que las recomendaciones tradicionales de ingesta de calcio están específicamente incrementadas para compensar las pérdidas de calcio causadas por el elevado consumo proteico de las dietas convencionales.

– La disponibilidad del calcio para el organismo puede reducirse cuando se combina con la fibra, los fitatos o los oxalatos (sustancias elevadas en dietas vegetarianas). Los que mayor influencia tienen en su absorción son los oxalatos. Presentes en cantidades elevadas en algunos alimentos como la espinaca, acelga, remolacha, cacao. Sin embargo, se refiere que en la práctica se produce una adaptación del organismo, que siempre busca el equilibrio del mineral.

Lic. en nutricion
Carolina Schattner – MN 7014
Consultorio en Palermo (Cañitas) – CABA
Para solicitar turno: carolina.schattner@gmail.com