Las equimosis de Michael Phelps resaltan la tendencia al uso de ventosas

NUEVA YORK (Reuters). No fueron solamente las múltiples victorias de Michael Phelps durante Río 2016 lo que hizo que se hablara de la estrella estadounidense de la natación. También lo fueron las equimosis circulares en sus hombros.

Phelps, quien suma 22 oros olímpicos en su carrera y aún competirá en la final de los 100 metros mariposa, es uno de una serie de deportistas olímpicos que practican la aplicación de ventosas, una práctica de sanación china antigua.

La práctica consiste en colocar vasos de vidrio sobre los tegumentos, enrareciendo el aire en su interior al quemar una cerilla provocando un efecto de succión. Se dice que el método extrae cualquier toxina, moviliza el flujo sanguíneo, calma los músculos adoloridos e incluso ayuda a curar el insomnio.

En los hombros y espalda de Michael Phelps se observan las distintivas equimosis circulares resultado de la aplicación de ventosas. (Centro Acuático María Lenk, Río, 9 de agosto de 2016)
Imagen: AP Photo/David J. Phillip

“Lo he hecho por algún rato y hacía un tiempo que no tenía marcas tan feas como estas,” dijo Phelps el lunes a los reporteros, quien en 2015 publicó en Instagram una foto de sí mismo recibiendo el tratamiento.

“Es allí donde me duele más”, dijo de las marcas en el hombro. “Lo he hecho antes bastante en cada competencia a la que voy. Solo pedí que me aplicaran un poco de ventosas ayer porque estaba adolorido.”

El nadador de 31 años, que suscitó el clamor de la multitud en su primera aparición competitiva en sus quintos Juegos Olímpicos, hasta ahora (8 de agosto) tiene en su haber 26 medallas olímpicas, incluidas dos de plata y dos de bronce, una hazaña sin precedente.

El lunes, hubo casi 300 mensajes publicados por minuto mencionando a Phelps en Twitter, según la firma analítica de medios sociales Zoomph.

El gimnasta estadounidense Alex Naddour, de 25 años, y el nadador bielorruso Pavel Sankovich, también son aficionados al procedimiento. Naddour publicó la semana pasada una selfie (autofoto) con una gran equimosis en su hombro por la aplicación de ventosas, en tanto que Sankovich, de 26 años, publicó en junio una foto en Instagram diciendo: “Que mañana de sábado. Las ventosas son una gran medio de recuperación.”

Las actrices Gwyneth Paltrow y Jennifer Aniston, al igual que la estrella del pop Justin Bieber, también han sido fotografiados con las distintivas equimosis circulares, en sus espaldas y en el tórax.

Sin embargo, si bien la terapia data de las culturas egipcias, chinas y de Medio Oriente antiguas, ha sido menos popular entre las sociedades médicas occidentales más escépticas.

“Dada la naturaleza de esta terapia, es posible un efecto placebo sustancial. También es probable que el consenso esté sesgado ya que es más probable la publicación de estudios que informan alguna utilidad que la de los que no la comunican,” dijo un portavoz de la American Cancer Society en una declaración el lunes.

“No hay justificación científica para esperar que las ventosas tengan algún beneficio sobre la salud.”

 

 

http://espanol.medscape.com/verarticulo/5900627?nlid=109050_4001&src=WNL_esmdpls_160826_mscpedit_gen&impid=1186071

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *